Origen

1972 marca el punto de partida de nuestra dilatada experiencia como marca en la cual nunca hemos perdido nuestro valor más preciado, el zapato. Un elemento tan importante capaz de marcar el carácter, personalidad o estado anímico de cada persona. Dedicarnos única y exclusivamente a mejorar cada detalle del mismo año tras año ha sido nuestro objetivo, con el fin de evolucionar para que vosotros disfrutéis esa sensación especial cuando Baerchi viste tus pies.

Durante este periodo, la fusión de artesanía de alto nivel sumado a nuestra constante investigación en tendencias, nos han llevado a crear zapatos con altas connotaciones de moda unidos al confort necesario que hacen de ellos piezas únicas y personales. Estilo, comodidad, elegancia, personalidad, carácter... Son algunos adjetivos adheridos a nuestra marca que unidos a una espectacular gama de colores hacen de cada uno de ellos piezas únicas, con alma.